En el municipio del Valverde, al norte de El Hierro, se encuentra el Charco Manso, uno de los lugares con más embrujo de la isla. Enclavado en una costa basáltica, este paraje cuenta con una serie de pozos, cuevas de lava y arcos naturales sobre los que bate el mar formando chorros de agua que a veces se asemejan a géiseres.
Para llegar a Charco Manso tendrás que sortear las múltiples curvas de la carretera de acceso en dirección a Echedo lo que lo convierte en un maravilloso enclave con carácter aislado en el que desconectar del todo.