Al este de la carretera que sale de Lajares, en dirección hacia Majanicho, se encuentra el Calderón Hondo, uno de los cráteres mejor conservados de Fuerteventura, y claro exponente del vulcanismo "reciente" de la isla. Reciente entre comillas, puesto que Fuerteventura podría tener 30 millones de años de antigüedad, y este joven volcán entraría en erupción hace entre 50.000 años y 130.000 años, al igual que lo harían los de Bayuyo, Las Calderas y La Caldera de Lobos, una alineación de volcanes claramente ordenados en dirección noreste – suroeste. Estas erupciones crearían los impresionantes malpaíses del municipio, el mismo Islote de Lobos, y también lo que hoy es la localidad de El Cotillo. Es por eso que al sur de Lajares hay tanta arena, pues antes de estos procesos eruptivos, ahí se encontraba la playa.