La playa de Mogán es la playa tranquila. Una perfecta combinación entre aguas siempre calmadas, fina arena y uno de los mejores climas del mundo la convierten en un lugar privilegiado, donde se desvanecen el estrés y los problemas.
Una de esas playas ideales para los niños, muy segura gracias al espigón que la rodea, evitando así que el oleaje penetre hasta la orilla y regalando a sus visitantes un océano de color azul que siempre está tranquilo. Por eso no es raro ver en El Puerto de Mogán a los niños jugando en la arena; en esta playa perfecta para las familias en el sur de Gran Canaria.