Imagina por un momento que existiera en el mundo una Universidad de las Playas. Un lugar donde las playas de toda Europa pudieran alcanzar el título de “destino de los mejores baños”. Pues bien, déjanos decirte que si esa Universidad de las Playas existiera, la Playa del Inglés, en el sur de Gran Canaria, habría aprobado hace tiempo todas las asignaturas.
Y es que la Playa del Inglés tiene el título de playa estupenda. Una playa que consiguió un sobresaliente en la asignatura del buen clima, gracias al sol suave que la acompaña durante todo el año. Un clima privilegiado que es la norma en esta kilométrica lengua de arena que nace en Maspalomas y se prolonga durante más de tres kilómetros hasta Playa del Inglés, al pie de los hoteles que parecen doblarse para nadar en el océano.