Desde la Playa de la Concha hasta el volcán de Montaña la Caldera tenemos que hacer una breve parada en las Salinas de la isla. Como pasa en otros Islas Canarias, la Isla de Lobos cuenta con una antigua explotación de sal. Las Salinas del Marrajo se construyeron en el año 1944, aunque no llegaron nunca a estar en funcionamiento.