El Bosque del Cedro es uno de los principales atractivos naturales de La Gomera. Se encuentra en el centro de la isla, en el Parque Nacional de Garajonay, y es un ejemplo de la laurisilva canaria, un ecosistema de bosques húmedos de laurisilva que se caracteriza por la presencia de árboles de la familia de las lauráceas.
El bosque está compuesto principalmente por cedros canarios (Juniperus cedrus), una especie endémica de la isla que ha sido utilizada históricamente para la construcción de barcos, carpintería y otros usos. También se pueden encontrar otros árboles y plantas como el fayal-brezal, el laurel, el barbusano, el til y el viñátigo, entre otros. Estrá considerado como una de las mayores masas forestales de toda Canarias.