En la zona norte de la isla, a pocos kilómetros al oeste de la Playa Lambra, se encuentra el Arco de los Caletones. Son cuatro arcos naturales de piedra de basalto; rocas volcánicas que se estrechan en la parte superior y que las olas del mar embravecido erosionan al chocar contra ellos formando así un espectáculo natural y visual único.
Los Arcos es un entorno natural extraordinario en el que se demuestra la fuerza que puede tener el océano sobre las piedras de basalto en esta zona de la Isla de La Graciosa, y en el que hay que tener mucho cuidado y no acercarse demasiado para no caer al agua al ir a contemplar esta belleza.