Pedro Barba es uno de los dos pueblos habitados de La Graciosa, aunque allí sólo hay unas pocas casas y no suelen ser residencia habitual, por lo que el lugar está desierto la mayor parte del año. La Graciosa es una isla única, situada al norte de Lanzarote, cuya naturaleza virgen y sus calles de arena no se parecen a nada que se haya visto. Se pueden hacer planes divertidos y diferentes en familia o en solitario como excursiones por la isla en bicicleta o safaris que llevan de una playa virgen a otra. También se programan excursiones diarias a la cercana Isla de Lobos para avistamiento de pájaros. El pescado llega a diario fresco y va del barco a la mesa.