La playa de Las Conchas es una de las calas más exóticas de Canarias. Por recursos propios, su inmensidad de jable blanquecino y su inquietante y precioso brazo de mar, pero también por unos recursos extra que se le presentan al bañista en formato de postal paisajística. Hablamos de los Islotes de Montaña Clara y Alegranza que posan serenos ante el visitante abrumado por tanta belleza.