Es una gran ladera entre los barrancos de Briesta e Izcagua, accidentada por otros barrancos de menor importancia y una serie de conos volcánicos entre los que destaca la montaña de Las Tricias(1.209m), a partir de los 800m la pendiente es casi uniforme.