En lo alto de las montañas, en la salida de un bosque hacia un barranco o acantilado, en lo alto de la costa con vistas a toda una playa de arena negra, sobre la inmensidad y muy cerca del cielo para ver las estrellas. Los miradores de La Palma están en todos los municipios, pero estos son los imprescindibles si quieres sentir la naturaleza única de esta Isla Bonita.