La Cueva de los Verdes es una singular formación de características paisajísticas y vulcanológicas de un valor extraordinario. Situada al norte de la isla, e integrada en el vasto paisaje volcánico del Malpaís de la Corona, es una de las maravillas que esconden las entrañas de Lanzarote, dotada de un carácter mitológico misterioso y especial.
La longitud de la gruta alcanza casi los 8 kilómetros, formada por un complejo de túneles y recovecos con fascinantes bóvedas y lagunas interiores. Su tramo visible está formado por un kilómetro de galerías superpuestas con interconexiones verticales, y en su interior se alcanzan hasta cincuenta metros de altura con anchuras de hasta quince metros.