Haría es un lugar dotado de un magnetismo tranquilizador y armonioso que se extiende sobre una de las zonas más fértiles del norte de Lanzarote. En sus alrededores se concentran algunos de los principales lugares de interés de la isla.
Haría es un pueblo tranquilo que invita a pasear por sus callejuelas y relajarse bajo la sombra de laureles y eucaliptos. En el centro histórico, cuyo corazón está compuesto por la iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación, merece la pena destacar la plaza León y Castillo.