El Monumento al Campesino es un a obra del artista lanzaroteño César Manrique. Está ubicado en el centro de la isla de Lanzarote, el término municipal de San Bartolomé y fue la declaración pública de César Manrique al esfuerzo de los hombres y mujeres del campo lanzaroteño. Es una de sus obras escultóricas más emblemáticas y ya uno de los símbolos iconográficos de la isla.