La construcción de las Salinas de Janubio se inició en 1895 cuando D. Vicente Lleó Benlliure tomó las magníficas condiciones naturales de la laguna. Cedió el testigo de la construcción a su sobrino D. Jaime Lleó Mira, que en colaboración con la familia Cerdeña y D. Ginés Díaz, continuó con su edificación hasta su conclusión definitiva a mediados de 1945, alcanzando un total de 440.000 metros cuadrados y una producción de diez mil toneladas, de las cuales hoy sigue en activo un 20 %. En sus orígenes era una bahía donde se encontró el antiguo Puerto de Janubio, el más importante del sur de Lanzarote, que quedó cerrado y destruido por las coladas de la erupción de Timanfaya del siglo XVIII.