Tacoronte se levanta sobre una rampa formada por coladas basálticas que desciende desde la dorsal de Pedro Gil, a alturas comprendidas entre los mil cien y mil trescientos metros, hasta el mar, donde culmina de forma abrupta en acantilados costeros de unos doscientos metros de desnivel, presentando el municipio una altitud media de 651 m s. n. m. Está atravesado por varios barrancos, entre los que destacan el de Guayonje, el de San Jerónimo y el de San Juan.