Roque de Aguayro

Es un elemento paisajístico muy destacado que domina y caracteriza la zona, al tiempo que constituye una formación natural de notoria singularidad e interés científico. Este espacio incluye el barranco de Balos o de Los Letreros, en el límite meridional del Roque. Destaca por tener una de las zonas con grabados aborígenes más interesantes de Gran Canaria, de ahí su nombre.